Archivo de la categoría: Homosexualidad

Sobre el orden natural.

En todas estas discusiones sobre la unión civil de homosexuales, el principal argumento en contra de ellas es que “violan” el orden natural. Tomando en cuenta este aspecto, la blogger de Blaghag realizó una pequeña parábola comentando la sexualidad natural en los animales y como todo eso de violar el orden natural para condenar una práctica humana es… ¿complicado?

Para una traducción al español, con algunos defectillos, seguir este enlace.


Respuesta a estudio de la Family Research Council.

En una discusión en Fusil de Chispas, apareció una referencia a un estudio del Family Research Council (FRC) estadounidense titulado “Comparación de estilos de vida de parejas homosexuales y parejas casadas” como prueba de que los homosexuales tienen un mal estilo de vida y que no se “merecen” la unión civil.

En el Fusil pueden leer mi respuesta en los comentarios (es como el ochenta y algo), pero me permito publicarlo en mi blog y agradecer a A. McEwen por permitirme publicar su respuesta a ese estudio de la FRC, que aparece en su blog.
Esta es mi traducción:

Otro trabajo defectuoso cortesía del Family Research Council

Vía People for the American Way llega la noticia de que el Consejo de Investigación de la Familia tiene a la venta su estudio que compara los estilos de vida de las parejas homosexuales a las parejas casadas por sólo dos dólares.
El “estudio” tiene la apariencia de una investigación creíble pero su objetivo, como todas las cosas que vienen de la FRC, es estigmatizar a los LGBT y nuestras relaciones.

Por un lado, el estudio es irrelevante, porque los LGBT ahora podemos casarnos en cinco estados. Este hecho pone de relieve el punto de que el estudio es como comparar manzanas y naranjas (es decir, las parejas no casadas LGBT y las parejas casadas heterosexuales).

Incluso si se ignora este hecho, el estudio, elaborado por el falso “experto gay”, Timothy Dailey, es muy deficiente porque toma mucha de la investigación fuera de su contexto.

He hablado acerca de los defectos de la comparación de los estilos de vida de las parejas homosexuales con parejas casadas unas cuantas veces.

La última vez fue en una entrada en enero que mostró que el estudio estaba usando trabajos obsoletos, incluyendo:

-Una cita del libro Homosexualidades: Un estudio de la diversidad entre hombres y mujeres por Alan Bell y Martin Weinberg mostrada como una generalización correcta de los hábitos sexuales LGBT, a pesar de que fue escrito en 1978 y no era intención de los autores el ser una correcta la evaluación de la comunidad LGBT en general.

Un pasaje del libro Homosexualidades… claramente dice:
“…dada la variedad de circunstancias que desalientan a los homosexuales para participar en estudios de investigación, es poco probable que un investigador alguna vez esté en posición de afirmar una cosa u otra de un determinado porcentaje de todos los homosexuales.”

-Una cita del libro La pareja masculina: ¿Cómo se desarrollan las relaciones? por David P. McWhirter y Andrew M. Mattison a pesar del hecho que el libro fue escrito 1984 y no pretende ser una evaluación correcta de la comunidad LGBT en general.

Un pasaje de La pareja masculina…, dice:

“Siempre hemos sido muy cuidadosos para explicar que por la naturaleza misma de nuestra muestra de investigación, su tamaño (156 parejas), su ubicación geográfica estrecha, y la selectividad natural de los participantes impide que las conclusiones sean aplicables y generalizables a toda la comunidad de gays.”

Además de los trabajos obsoletos, el estudio también distorsiona la labor de los investigadores Timothy Biblarz y Judith Stacey para argumentar en contra los niños criados en hogares LGBT.

“Afirmaciones sobre el número de niños que son criados en hogares homosexuales y lésbicos son muy variadas y son a menudo sin fundamento. Según un estudio sobre paternidad homosexual en la revista American Sociological Review, los investigadores han dado cifras de origen incierto, que representa un amplio rango de … 6 hasta 14 millones los niños de padres gays o lesbianas en los Estados Unidos”

Según los autores del estudio, Judith Stacey y Timothy J. Biblarz, el aumento de las estimaciones se basan en “la clasificación como padre lesbigay [sic] a cualquiera que informe incluso la idea de que el sexo homoerótico es atractivo”. En cambio, los autores a favor de una cifra de alrededor de un millón, dicen que “se deriva de una estrecha … definición de un padre lesbigay como uno que se auto-identifica como tal”.

Sin embargo, FRC y Dailey convenientemente omiten mencionar que Stacey y Biblarz encontraron en su estudio:

“…que los padres y madres lesbianas y gays eran tan competentes como los padres heterosexuales. El artículo hizo notar algunas diferencias entre las familias con padres gays y lesbianas y los que tienen padres heterosexuales, pero se cuidó de destacar que estas eran diferencias, no deficiencias. Muchos de quienes se oponen a los derechos de los padres de gays y lesbianas se aprovecharon de estas diferencias, y las utilizaron para afirmar que los padres gays y lesbianas no eran tan eficaces como los padres heterosexuales.”

Además, durante una entrevista con la organización Soulforce, Stacey se quejó de la distorsión de su trabajo:

“Pruebas científicas-sociales fiables y significativas indican que los padres y madres gays y lesbianas son tan adecuados, eficaces y exitosos como los padres heterosexuales. La investigación también muestra que los hijos de parejas del mismo sexo son tan emocionalmente sanos y socialmente adaptados y por lo menos tan educacional y socialmente exitosos como los niños criados por padres heterosexuales. “

Más tarde, en la entrevista comentó: “No hay un solo científico social respetable realizando y publicando investigaciones en este campo al día de hoy que diga que los niños de padres gays y lesbianas sea dañino para ellos”. Explicó que la investigación encuentra algunas diferencias entre las familias con padres y madres gays y lesbianas y los que tienen padres heterosexuales, pero insistió en que son diferencias, no deficiencias. Por ejemplo, las hijas de madres lesbianas tienden a ser más orientada a lograr una carrera que otras hijas. Que los activistas anti-gays se hayan referido a estas diferencias como evidencia para apoyar sus esfuerzos para negar los derechos de asociación y la crianza de hijos a lesbianas y gays es para Stacey una seria interpretación errónea y abusos de nuestro trabajo.”

Para dar una idea exacta de lo mal que Dailey manipula la investigaciones creíbles en ese estudio, usaré una lista de ejemplos que muestran la así llamada promiscuidad de las relaciones LGBT en oposición a los matrimonios heterosexuales y las compararé una con otra.

Dailey afirma que las relaciones LGBT son más promiscuas que los matrimonios heterosexuales.

Una encuesta nacional representativa de 884 hombres y 1.288 mujeres publicado en el Journal of Sex Research en 1997.

Otro censo nacional de 1997 que aparecen en “La Organización social de la sexualidad: Prácticas sexuales en los Estados Unidos.”

Una encuesta telefónica realizada por la revista Parade de 1.049 adultos seleccionados para representar las características demográficas de los Estados Unidos que se publicó en 1994.

Todas las parejas que figuran en los ejemplos anteriores se habían casado.

Los siguientes son los ejemplos Dailey utilizados para parejas LGBT:

Un estudio neerlandés de parejas de hombres homosexuales en los Países Bajos en donde los datos fueron recopilados entre los años 1984-2000 (el matrimonio del mismo sexo fue legalizado en los Países Bajos en 2001)

Homosexualidad: Un estudio de la diversidad entre hombres y mujeres, un estudio de hombres gay en la ciudad de San Francisco en la década de 1970.

Un estudio de los perfiles sexuales de 2.583 mayores homosexuales publicado en el Journal of Sex Research publicado en 1997. El estudio incluyó a hombres homosexuales en otros países. Más de tres cuartas partes de los hombres nacieron en Australia o Nueva Zelanda (78,1%), un gran número de los hombres eran del Reino Unido u otros lugares de Europa (19,5%) y un pequeño porcentaje de los hombres encuestados eran de otros países (Asia, África, Oceanía, América del Norte, América Central o América del Sur, 2,3%). [Comparó parejas de USA con parejas de otros países]

Una encuesta realizada por la revista gay Genre. Dailey recibió los resultados de una página web con un sesgo anti-gay.

No creo que tenga que ofrecer ninguna prueba más de la idiotez absoluta detrás del trabajo de Dailey. Cualquier precio, ya sea de dos dólares o doscientos dólares, es demasiado alto a pagar por este pedazo de tonterías sesgadas disfrazada de trabajo creíble.

El hecho de que la FRC continúe vendiendo esto dice mucho acerca de la falta de integridad de la organización.


Una nueva definición de tolerancia.

Hoy en la mañana he tenido la iluminadora experiencia de leer una entrevista a Mayra González, candidata presidencial por el partido Renovación Costarricense. Cuando el periodista de la nación le pregunta por el papel de los gais y lesbianas en su agrupación, la candidata responde:

Quienes me maquillan y arreglan el pelo son gais, y no los discriminamos, los amamos, pero sí no aceptamos las prácticas en que ellos están. Desearíamos que se ajustaran a lo que dice la Palabra.

Tienen que notar que la frase “las prácticas en que ellos están” significa el hecho de tener relaciones homosexuales, o sea, lo único que los hace diferentes a los heterosexuales. El periodista de la nación, al que imagino visiblemente contrariado, le pregunta que ya que consideran a los homosexuales votantes válidos ¿los aceptarían en su partido aunque luchen por su derecho al matrimonio?

Ellos luchan por matrimonio gai y por adoptar hijos, pero tenemos que sentarnos con ellos, porque el Partido no va apoyar ningún proyecto que hable de la aprobación del aborto o de la pastilla del día después.

¿Para que se van a sentar con ellos si previamente dice que no van a aceptar nada? ¿Y desde cuando los homosexuales están a favor del aborto o de la pastilla del día despu- Suave, se me olvidó por un momento que renovación costarricense participó activamente en la marcha fundamentalista de ayer, por eso mezclan tres temas diferentes. Esa práctica tiene un nombre el cual va ser mi palabra de domingo, esta es demonización:

La demonización o satanización es la técnica retórica e ideológica de desinformación y/o alteración de hechos y descripciones, (próxima a la inversa sacralización, o al victimismo), que consistente en presentar a entidades políticas, étnicas, culturales o religiosas, etc, como fundamentalmente malas y nocivas; como forma de justificar un trato político, militar o social diferenciado, y/o también para atribuír de incorrecto lo que esta en contra de lo que se cree o apoya.

Dije que mi experiencia fue iluminadora porque la candidata González me ha dado a entender que existe una nueva definición de tolerancia de parte del partido Renovación Costarricense:

Tolerancia:  demonizar y restringirles sus derechos a aquellas personas que les pedimos su voto, no aceptar ningún diálogo sobre sus propuestas pero si dejarlos que les maquillen y arreglen el cabello.


Sí, la homosexualidad es mala porque la biblia lo dice, pero…

Publicado originalmente por Cape Town Lesbians (“relinkeando” de el Daily Atheist), traduzco para mis escasos lectores los argumentos acerca de lo que dice la biblia acerca de la homosexualidad.

¿Está cansado de que las personas usen versículos de la biblia y a la religión como una excusa para condenar la homosexualidad? Bueno, esto es algo con lo que me encontré hace muchos años y aún río cada vez que lo leo.

En su programa de radio [Vermont, USA], la Dra. Laura Schlesinger afirmó que, como judía ortodoxa, la homosexualidad es una abominación de acuerdo a Levítico 18:22, y no puede ser perdonada bajo ninguna circunstancia. La siguiente respuesta es una carta abierta a la Dra. Laura, escrita por un residente de Estados Unidos, la cual fue publicada en internet. Es divertida, así como informativa:

=============

Querida Dra. Laura:

Gracias por sus grandes esfuerzos para educar a las personas con respecto a la ley de Dios. He aprendido mucho con tu programa y he intentado comopartir lo que sé con la mayor cantidad de personas, simplemente les recuerdo que en Levítico 18:22 claramente se establece que es una abominación… y fin del debate.

Sin embargo, necesito su consejo con respecto a otros elementos de la leyes de Dios y como seguirlas.

1. En Levítico 25:44 se afirma que puedo tener esclavos, tanto varones como mujeres , siempre y cuando sean adquiridos de naciones vecinas. Un amigo mío dice que esto se aplica a mexicanos, pero no a canadienses. ¿Podría aclararlo? ¿Por qué no puedo tener canadienses?

2. Me gustaría vender a mi hija como esclava, como se permite en Éxodo 21:7. En estos tiempos, ¿cuánto cree que sería un buen precio por ella?

3. Sé que no me es permitido tocar a una mujer mientras que esté en su período impuro de menstruación – Levítico 15:19-24 -. El problema es: ¿cómo saberlo? He intentado preguntar, pero la mayoría de las mujeres lo considera ofensivo.

4. Cuando quemo un novillo en el altar como sacrificio, sé que este crea un olor placentero para el Señor – Levítico 1:9 -. El problema es por mis vecinos. Ellos dicen que el olor no les agrada. ¿Debo castigarlos?

5. Tengo un vecino que insiste en trabajar en el Sabath. En Éxodo 35:2 claramente se establece que deberá ser castigado con la muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo o debería pedirle a la policía que lo hiciera?

6. Un amigo mío siente que aunque comer mariscos [animales que carecen de aletas y escamas] es una abominación – Levítico 11:10 – esta es una abominación menor que la homosexualidad. No estoy de acuerdo. ¿Puede arbitrar esto? ¿Existen grados de “abominación?

7. En Levítico 21:20 se estipula que no puedo acercarme al altar de Dios si tengo algún defecto en mi visión. Tengo que admitir que uso lentes para leer. ¿Tiene que ser mi visión 20/20 o hay algún margen de maniobra?

8. La mayoría de mis amigos varones tienen su cabello recortado, incluyendo el cabello alrededor de sus sienes, aunque ello esta expresamente prohibido por Levítico 19:27. ¿Cómo deberían morir?

9. Sé por Levítico 11:6-8 que tocar la piel de un cerdo muerto me hace impuro, ¿puedo jugar fútbol americano si uso guantes?

10. Mi tío tiene una granja. Él viola Levítico 19:19 al plantar dos diferentes cosechas en un mismo campo, y también mi esposa al usar ropas hechas de dos materiales diversos (una mezcla de algodón y poliéster). Él también tiene la tendencia de maldecir y blasfemar mucho. ¿Es realmente necesario molestarme en reunir a todo el pueblo para matarlos a pedradas? Levítico 24:10-16. ¿No podríamos solamente quemarlos hasta morir como un asunto familiar privado, como hacemos con las personas que duermen con sus suegras?(Levítico 20:14)

Sé que usted ha estudiado estas cosas exhaustivamente y así dispone de considerable experiencia en tales asuntos, así que estoy confiado que puede ayudarme. Gracias de nuevo por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable.

Su adorado admirador.

J. Kent Ashcraft

[Para detalles adicionales hagan clic aquí]


¿Nacen o se hacen?: los hombres homosexuales

Estoy en una etapa de mi vida en que estoy evaluando mis creencias, y quiero compartir mis pequeñas investigaciones para llegar a una opinión formada en conocimiento obtenido de manera científica. El tema que investigué es sobre la homosexualidad, en esta entrada me enfocaré en la homosexualidad masculina, la cual es diferente a la homosexualidad femenina en sus causas y modos, por los cuales se pueden considerar temas aparte. A partir de este momento designaré la homosexualidad masculina con el acrónimo HM y gays, lesbianas, bisexuales y transexuales como GLBT, para simplificar la redacción.

¿Se hacen?

Los anti-GLBT, los históricamente dominantes, sostienen que los homosexuales se hacen y señalan que las experiencias familiares de la infancia influyen en la selección de la orientación sexual. Los miembros de los anti-GLBT más destacados incluyen a la mayoría de los líderes religiosos cristianos, entre estos nuestra iglesia católica, y el único grupo científico que apoya en parte esta acepción es la estadounidense NARTH (Asociación Nacional para la investigación y terapia de la homosexualidad), cuya posición indica que dan mayor énfasis a los orígenes psicológicos de la homosexualidad, por encima del origen biológico y social, aunque en el siguiente párrafo de su posición rechazan la idea del orígen genético de esta.

Los anti-GLBT creen que la orientación sexual es un estado psicológico anormal y que puede ser cambiado por medio de terapias de reorientación sexual, sin embargo la evidencia a favor de ello es poca. También abogan con que no se permita la aceptación de estas orientaciones, aunque también hay una parte del espectro que es “tolerante” a la homosexualidad sin que esto implique su promoción abierta, ya que creen que ello podría “convertir” a otros a la homosexualidad.

No, en realidad nacen:

La primera evidencia del origen genético de la homosexualidad fue una investigación de Hammer et al. publicado en Science en el 93, allí  encontró que la incidencia de las preferencias homosexuales entre los parientes de hombres homosexuales era del 13.5% (mayor que el 2% normal de la población), y que esa tendencia se concentra más en los parientes masculinos del lado materno, lo que indicaba que la HM parece transmitirse a través de la madre. Es más, incluso aisló la zona del cromosoma X en donde estaría lo que se ha denominado el “gen gay”, aunque todavía no está completamente clara esta relación.

Ahora bien, estudios de heredabilidad de la HM más recientes muestran que la heredabilidad de la HM es de cerca del 35%, mientras que el otro 65% se puede deber a factores ambientales no específicos del entorno social (como el desarrollo fetal del individuo). La NARTH argumenta que estos porcentajes de heredabilidad son demasiado pequeños para ser considerados significativos. En mi caso, como ingeniero agrónomo, me han enseñado que un valor de heredabilidad mayor a 30%(0.3) es alta, al menos en el caso de bovinos de carne… ¡soy agrónomo, en algún momento tenía que hablar de vacas!

Regresando al tema, N.E. Whitehead de la NARTH no tiene buenos argumentos en contra de la otra conclusión de estos estudios del 0% de aporte de los factores ambientales específicos del individuo: las actitudes sociales, familia o crianza; lo que implicaría que son inútiles los esfuerzos de invisibilización de las preferencias sexuales, como el que los padres se opongan que un HM sea profesor de sus hijos, uno de los enunciados principales de la NARTH.

Por estas razones se considera que la HM es innata, lo que queda averiguar es sus detalles, como que ocurre en el desarrollo fetal que incide en la HM, ya que se sabe que la HM es mayor en individuos no-primogénitos, y lo más importante, por qué persiste.

¿Anti-natural? La paradoja darwiniana

El último punto que quiero tratar es algo que se pregunta todo el mundo: si la HM es heredada y los hombres homosexuales se reproducen menos, ambos hechos comprobados, a través de generaciones debería de disminuir la cantidad de homosexuales, pero esto no ha sucedido, sino que el porcentaje de HM se mantiene (cerca del 2% del total de individuos).   A esto se le llama la paradoja darwiniana.

Pues bien, en realidad no es una paradoja, ya que el peso de la transmisión de la HM recae en las parientes femeninas de los hombres homosexuales. Campero-Ciani y compañía, encontraron que las parientes de hombres homosexuales tienen una mayor fecundidad que las parientes femeninas de los heterosexuales.

En otro trabajo posterior, incluso logran modelar el modo de transmisión de la HM… para los interesados el modelo genético es de dos posiciones en el genoma, con al menos una de ellas en el cromosoma X (tal vez en la zona encontrada por Hammer et al.) en donde la expresión sea sexualmente antagonista, en palabras simples, este modelo incrementaría la capacidad de las mujeres de tener hijos y a los hombres lo opuesto. Así que si oyen por ahí, que no es natural la HM, sepan que si es ventajosa para sus parientes femeninas, por lo que si es natural.

Resumiendo, la HM tiene una causa genética comprobada, aunque hay discusión sobre si este aporte es bajo, moderado o alto. Una gran proporción de la HM es proporcionada por factores del ambiente, los cuales son en su inmensa mayoría relacionados probablemente al desarrollo fetal del individuo y muy poco al ambiente social y psicológico, por lo que si hombres homosexuales “salgan del clóset” no incide en el aumento o descenso de la HM.