Archivo de la categoría: Ciencia

Esos grandes momentos de descubrimiento

Hace algunos meses estaba leyendo un libro sobre docencia en la cual se enumeraban los deberes del educador, una lista casi infinita, y los deberes del estudiante cuando ocurre la educación en un aula.
Casi nunca se menciona nada sobre los deberes del estudiante y uno que me llamó la atención fue el deber que tiene el estudiante de tratar de enlazar sus conocimientos o experiencias anteriores con lo que el educador está enseñando en esos momentos.
¿Y saben qué? Funciona.
Resulta que anoche recibía una clase magistral de Análisis de Componentes Principales (ACP). Esa clase es una de las pocas en las cuales he llegado preparado: con un estudio previo de lo que voy a aprender y preparado con una serie de preguntas al profesor de lo que no entiendo bien, etc.
Mi preparación fue buena. Sabía todos los detalles matemáticos de como se realizaba esto (valores y vectores propios) en parte debido a que en un curso anterior quería saber para que servían esos detalles matemáticos que me enseñaban. Bueno,para no aburrirles con mi historia, resulta que en un momento el profesor dijo:

“Con esto se pueden hacer índices…”

No me quedó claro que quería decir con “índices” hasta que dio el ejemplo de estos índices y en ese momento logré un gran momento de descubrimiento.

Resulta que ese ejemplo lo hizo con varios datos en los cantones del país como porcentaje de analfabetismo, porcentaje de personas con nivel educativo bajo, porcentaje de población no asegurada, etc.
Un total de ocho variables, las cuales se relacionan mucho entre sí: ya que la población con analfabetismo, también tiene nivel educativo bajo y puede que tampoco esté asegurada.
¿Qué hace el ACP? en palabras simples, encontrar la suma de datos que es más importante para diferenciar los cantones: en el primer caso fueron el analfabetismo, viviendas sin electricidad, viviendas sin agua y viviendas sin agua potable y a eso lo llamaron “Índice de desarrollo social”

¡Y eso fue lo genial!

Porque en ese momento recordé las veces que se ha usado ese índice en noticias anteriores, para clasificar los cantones del país con mayores necesidades sin necesidad de nombrar todos los aspectos que lo conforman, facilitando el estudio de las necesidades sociales.
Justo como el profesor decía: facilita, simplifica… pero no me entró esa idea hasta que conectó ese ejemplo en mi cabeza, como debe hacerlo un estudiante conciente de su deber.
Ojalá tuviera de esos momentos más a menudo…


Una de las mejores respuestas de todos los tiempos

En la primera conferencia sobre el SIDA, celebrada en Atlanta (Estados Unidos) en abril de 1985, se dió a conocer la teoría de que el HIV pudo haberse originado de los simios. Ante esa información, un periodista estadounidense les lanzó una pregunta a los tres únicos científicos africanos que asistieron a la conferencia:

“¿Es verdad que los africanos mantienen relaciones sexuales con monos?”

A lo cual respondieron:

“No, pero yo tengo oído que los americanos las tienen con perros”

Fuente: SIDA: La Agonía de África, parte 4


¡NOOO! ¡El vórtice de la perspectiva total!

Por culpa de PZ Myers en Pharyngula me he visto sometido a la peor tortura del universo, el vórtice de la perspectiva total:

Si quieren mostrarles el universo conocido torturar a ciertas personas religiosas que sostienen que todo el universo existe solo para que nosotros existamos en él, por favor muéstrenles este vídeo.


¿Nacen o se hacen?: los hombres homosexuales

Estoy en una etapa de mi vida en que estoy evaluando mis creencias, y quiero compartir mis pequeñas investigaciones para llegar a una opinión formada en conocimiento obtenido de manera científica. El tema que investigué es sobre la homosexualidad, en esta entrada me enfocaré en la homosexualidad masculina, la cual es diferente a la homosexualidad femenina en sus causas y modos, por los cuales se pueden considerar temas aparte. A partir de este momento designaré la homosexualidad masculina con el acrónimo HM y gays, lesbianas, bisexuales y transexuales como GLBT, para simplificar la redacción.

¿Se hacen?

Los anti-GLBT, los históricamente dominantes, sostienen que los homosexuales se hacen y señalan que las experiencias familiares de la infancia influyen en la selección de la orientación sexual. Los miembros de los anti-GLBT más destacados incluyen a la mayoría de los líderes religiosos cristianos, entre estos nuestra iglesia católica, y el único grupo científico que apoya en parte esta acepción es la estadounidense NARTH (Asociación Nacional para la investigación y terapia de la homosexualidad), cuya posición indica que dan mayor énfasis a los orígenes psicológicos de la homosexualidad, por encima del origen biológico y social, aunque en el siguiente párrafo de su posición rechazan la idea del orígen genético de esta.

Los anti-GLBT creen que la orientación sexual es un estado psicológico anormal y que puede ser cambiado por medio de terapias de reorientación sexual, sin embargo la evidencia a favor de ello es poca. También abogan con que no se permita la aceptación de estas orientaciones, aunque también hay una parte del espectro que es “tolerante” a la homosexualidad sin que esto implique su promoción abierta, ya que creen que ello podría “convertir” a otros a la homosexualidad.

No, en realidad nacen:

La primera evidencia del origen genético de la homosexualidad fue una investigación de Hammer et al. publicado en Science en el 93, allí  encontró que la incidencia de las preferencias homosexuales entre los parientes de hombres homosexuales era del 13.5% (mayor que el 2% normal de la población), y que esa tendencia se concentra más en los parientes masculinos del lado materno, lo que indicaba que la HM parece transmitirse a través de la madre. Es más, incluso aisló la zona del cromosoma X en donde estaría lo que se ha denominado el “gen gay”, aunque todavía no está completamente clara esta relación.

Ahora bien, estudios de heredabilidad de la HM más recientes muestran que la heredabilidad de la HM es de cerca del 35%, mientras que el otro 65% se puede deber a factores ambientales no específicos del entorno social (como el desarrollo fetal del individuo). La NARTH argumenta que estos porcentajes de heredabilidad son demasiado pequeños para ser considerados significativos. En mi caso, como ingeniero agrónomo, me han enseñado que un valor de heredabilidad mayor a 30%(0.3) es alta, al menos en el caso de bovinos de carne… ¡soy agrónomo, en algún momento tenía que hablar de vacas!

Regresando al tema, N.E. Whitehead de la NARTH no tiene buenos argumentos en contra de la otra conclusión de estos estudios del 0% de aporte de los factores ambientales específicos del individuo: las actitudes sociales, familia o crianza; lo que implicaría que son inútiles los esfuerzos de invisibilización de las preferencias sexuales, como el que los padres se opongan que un HM sea profesor de sus hijos, uno de los enunciados principales de la NARTH.

Por estas razones se considera que la HM es innata, lo que queda averiguar es sus detalles, como que ocurre en el desarrollo fetal que incide en la HM, ya que se sabe que la HM es mayor en individuos no-primogénitos, y lo más importante, por qué persiste.

¿Anti-natural? La paradoja darwiniana

El último punto que quiero tratar es algo que se pregunta todo el mundo: si la HM es heredada y los hombres homosexuales se reproducen menos, ambos hechos comprobados, a través de generaciones debería de disminuir la cantidad de homosexuales, pero esto no ha sucedido, sino que el porcentaje de HM se mantiene (cerca del 2% del total de individuos).   A esto se le llama la paradoja darwiniana.

Pues bien, en realidad no es una paradoja, ya que el peso de la transmisión de la HM recae en las parientes femeninas de los hombres homosexuales. Campero-Ciani y compañía, encontraron que las parientes de hombres homosexuales tienen una mayor fecundidad que las parientes femeninas de los heterosexuales.

En otro trabajo posterior, incluso logran modelar el modo de transmisión de la HM… para los interesados el modelo genético es de dos posiciones en el genoma, con al menos una de ellas en el cromosoma X (tal vez en la zona encontrada por Hammer et al.) en donde la expresión sea sexualmente antagonista, en palabras simples, este modelo incrementaría la capacidad de las mujeres de tener hijos y a los hombres lo opuesto. Así que si oyen por ahí, que no es natural la HM, sepan que si es ventajosa para sus parientes femeninas, por lo que si es natural.

Resumiendo, la HM tiene una causa genética comprobada, aunque hay discusión sobre si este aporte es bajo, moderado o alto. Una gran proporción de la HM es proporcionada por factores del ambiente, los cuales son en su inmensa mayoría relacionados probablemente al desarrollo fetal del individuo y muy poco al ambiente social y psicológico, por lo que si hombres homosexuales “salgan del clóset” no incide en el aumento o descenso de la HM.


Colaborando con la ciencia: BOINC

En una de mis incursiones a esa maraña de información llamada internet, descubrí un pequeño programa llamado BOINC (Berkeley Open Infrastructure for Network Computing) el cual permite a casi cualquier usuario donar tiempo en que su computadora esté inactiva para procesar ciertos problemas científicos.

Así que, mientras mi computadora está inactiva, que problemas científicos está ayudando a resolver:

LHC: Este es el famoso Gran colisionador de hadrones, aquel que decían que iba provocar el apocalipsis, en estos momentos está apagado por desperfectos técnicos. La cantidad de datos que generará el LHC es, a riesgo de quedarme corto, enorme:

La mayor parte de los retos en computación científica que enfrentarán los experimentos del LHC requerirán acceso a enormes cantidades de almacenamiento, el LHC producirá 15 Petabytes (15 millones de Gigabytes) de datos por año. Estos requerimientos de datos implican que la mayoría de los programas de análisis no pueden correr en computadoras individuales.

Lattice: Un proyecto iniciado por el laboratorio de evolución molecular de la Universidad de Maryland, el cual procesa unas cuantas investigaciones filogenéticas, bioquímicas y diseños de redes de conservación de recursos naturales.

SETI: sí, ESE SETI. La búsqueda de inteligencia extraterrestre es, en mi opinión, el Gran tema de investigación:

SETI@home es un experimento científico que utiliza ordenadores conectados a Internet para la búsqueda de inteligencia extraterrestre (en inglés SETI son las siglas de “Search for Extraterrestrial Intelligence”). Puedes participar ejecutando un programa libre que descarga y analiza datos obtenidos por radio telescopios.

Y sin duda, es el que tiene los mejores gráficos:
seti-análisis

En este análisis parece que estaba buscando púlsares de los datos tomados en el radiotelescopio de Arecibo… impresionante.

ABC: este es el proyecto para resolver una de las conjeturas que es el santo grial de las matemáticas, la conjetura ABC. Me hubiera gustado traducir lo que trata de demostrar la conjetura ABC, pero como matemático soy buen ingeniero.

Rosetta: Esta no es la misma piedra de Rosetta, sino que es otra más actual. Este proyecto se encarga de averiguar como se plegan las proteínas, lo cual es sumamente importante porque de acuerdo a como se doblen las proteínas se determina su función y como pueden interaccionar con nuevos medicamentos. Aquí una captura de lo que estaba haciendo:

rosetta-anali

La misma aplicación permite elegir algunos proyectos a los cuales quieras donar tiempo de computadora y de conexión a internet, en mi caso quería unirme al proyecto de predicción de clima, pero no sé por qué no se pudo conectar.

Además, BOINC presenta un protector de pantalla que muestra lo que se está procesando en esos momentos, en mi caso muestra el análisis de radiofrecuencias de SETI o el plegado de proteínas de Rosetta. El protector de pantalla tiene la desventaja de que es algo tosco y cuando muestra los datos de SETI se crean muchos protectores de pantalla que pareciera que traban mi computadora… creo que voy a tener que limitar su uso de recursos.

Pues bien, a los que quieran colaborar con la ciencia los invito a que descarguen el programa, es bastante sencillo.