Archivo mensual: agosto 2013

“Shhh. La juventud de ahora no vale nada”

Hoy en la tarde volvía a mi casa en el bus. Casi llegando al destino, el bus se detuvo unos minutos, seguro porque esperaba en un semáforo. Estaba sentado justo a la par de la puerta trasera del bus, la cual estaba abierta, y un hombre estaba afuera de pie, mirando en mi dirección por largo rato.
Después de un minuto o un poco más de mirar detenidamente, el hombre notó mi presencia y exclamó, “¡Muchacho! Dele campo a la dama”, a lo cual me quedé mirando al vacío en su dirección, sin moverme, porque nada odio más que un desconocido me obligue a hacer algo. Debido a ello, el continuó:

“Shhh. La juventud de ahora no vale nada”

Y eso me terminó de enojar. Porque me di cuenta, de que ese mae era un reverendo hipócrita. Déjenme contarles el porqué.
Resulta que como media hora antes me encontraba corriendo para llegar al bus, para poder sentarme y no ir de pie. Resulta que lo logro apenas, y agarro el último asiento en el bus, y justo atrás mío venía una muchacha y me debatí si darle la cortesía de mi asiento, pero al final decidí que no. No hay excusa, fue descortés. Ella se quedó de pie sosteniéndose de la barra en la puerta.
Ahora bien, el bus se llenó con más personas de pie y avanzamos hasta el momento que nos encontramos con el mencionado hombre que me exigió que le diera el asiento a la muchacha.
Pero eso sí, tienen que notar que no fue la misma muchacha a la que le iba a ceder el asiento al inicio, era otra que estaba a la par. ¿Por qué el hombre me señaló a una muchacha sobre otra, a pesar de que estaban a la par? Eso fue porque por cerca de un minuto, o un poco más, el hombre se le quedó mirando a esa muchacha, con ojos de hambre, ya que era más atractiva que la primera.
En resumen, el hombre que miró lascivamente a una mujer atractiva por poco más de un minuto, me reclama que no valgo nada porque no le cedo el lugar a esa misma mujer.

Reverendo hipócrita.


Siempre he soñado con dedicarme a la matemática, hasta que leo un libro de matemáticas

Hace poco más de un año fui aceptado en estudios de posgrado en estadística. Pero el punto de esta entrada no es ese, sino en los cursos de matemática que tengo que aprobar antes de entrar oficialmente al posgrado.
Siempre me he considerado bueno en matemáticas, tengo cierta facilidad para hacer cálculos rápidos y me fue bien en matemática de bachillerato (de eso hace más de diez años). Pero eso no vale con las matemáticas universitarias, por más que me crea bueno los cursos de cálculo los he pasado con un redondeo a 7.
Y tengan en cuenta que siempre he soñado con dedicarme a la matemática, hasta que leo un libro de matemáticas.
Por ejemplo, a principios de la semana leía el tema de integrales múltiples del famoso  “Calculus” de Apostol, previo a recibir la clase sobre este tema. Digo “a principios de semana” debido a que lo hice por intervalos irregulares, ya que el lenguaje matemático es casi impenetrable y se puede perfectamente leer un párrafo tres veces para lograr entenderlo y ni que decir de las ecuaciones que vienen descritas.
Y ese es el mayor problema de los libros matemáticos, son muy buenos explicando, con todo y la complicación del lenguaje matemático, pero sea como sea hay que leer mucho más despacio y rumiar lo que transmite el texto. Conste que soy una persona que lee mucho, y sobre temas científicos, tengo la motivación para hacerlo, pero cuando me enfrento a un libro matemática y avanzo tan poco, retrocedo y releo todo con el fin de, después de varias horas, entender el tema… pues desanima bastante.
¿Y la moraleja de la historia? Recibí la clase de integrales múltiples el martes en la tarde y todo lo comprendí muy fácil gracias a la explicación del profesor. Y después dicen que los profesores no se ganan su salario.

 


Resucitando el blog

Bueno, mi blog ha estado muerto por dos años, y esta es la mejor prueba de que en internet nada desaparece.
Ahora bien, me he inspirado por y para volver a escribir en el blog. ¿Que tiene que ver cámaras digitales con programación científica en biología? Aparte de mostrar ciertos lugares de la internet que he visitado, en ambos casos los autores recomiendan “bloguear” para incrementar la muestra del trabajo profesional que hacen, tanto en cinematografía como en programación científica.
Siguiendo ese consejo los temas que voy a incluir en el segundo relanzamiento del blog son sobre aspectos de mi carrera, sobre mi sueño de ser emprendedor y opiniones sobre temas diversos.
Espero que esta vez salga todo bien.