Respuesta a estudio de la Family Research Council.

En una discusión en Fusil de Chispas, apareció una referencia a un estudio del Family Research Council (FRC) estadounidense titulado “Comparación de estilos de vida de parejas homosexuales y parejas casadas” como prueba de que los homosexuales tienen un mal estilo de vida y que no se “merecen” la unión civil.

En el Fusil pueden leer mi respuesta en los comentarios (es como el ochenta y algo), pero me permito publicarlo en mi blog y agradecer a A. McEwen por permitirme publicar su respuesta a ese estudio de la FRC, que aparece en su blog.
Esta es mi traducción:

Otro trabajo defectuoso cortesía del Family Research Council

Vía People for the American Way llega la noticia de que el Consejo de Investigación de la Familia tiene a la venta su estudio que compara los estilos de vida de las parejas homosexuales a las parejas casadas por sólo dos dólares.
El “estudio” tiene la apariencia de una investigación creíble pero su objetivo, como todas las cosas que vienen de la FRC, es estigmatizar a los LGBT y nuestras relaciones.

Por un lado, el estudio es irrelevante, porque los LGBT ahora podemos casarnos en cinco estados. Este hecho pone de relieve el punto de que el estudio es como comparar manzanas y naranjas (es decir, las parejas no casadas LGBT y las parejas casadas heterosexuales).

Incluso si se ignora este hecho, el estudio, elaborado por el falso “experto gay”, Timothy Dailey, es muy deficiente porque toma mucha de la investigación fuera de su contexto.

He hablado acerca de los defectos de la comparación de los estilos de vida de las parejas homosexuales con parejas casadas unas cuantas veces.

La última vez fue en una entrada en enero que mostró que el estudio estaba usando trabajos obsoletos, incluyendo:

-Una cita del libro Homosexualidades: Un estudio de la diversidad entre hombres y mujeres por Alan Bell y Martin Weinberg mostrada como una generalización correcta de los hábitos sexuales LGBT, a pesar de que fue escrito en 1978 y no era intención de los autores el ser una correcta la evaluación de la comunidad LGBT en general.

Un pasaje del libro Homosexualidades… claramente dice:
“…dada la variedad de circunstancias que desalientan a los homosexuales para participar en estudios de investigación, es poco probable que un investigador alguna vez esté en posición de afirmar una cosa u otra de un determinado porcentaje de todos los homosexuales.”

-Una cita del libro La pareja masculina: ¿Cómo se desarrollan las relaciones? por David P. McWhirter y Andrew M. Mattison a pesar del hecho que el libro fue escrito 1984 y no pretende ser una evaluación correcta de la comunidad LGBT en general.

Un pasaje de La pareja masculina…, dice:

“Siempre hemos sido muy cuidadosos para explicar que por la naturaleza misma de nuestra muestra de investigación, su tamaño (156 parejas), su ubicación geográfica estrecha, y la selectividad natural de los participantes impide que las conclusiones sean aplicables y generalizables a toda la comunidad de gays.”

Además de los trabajos obsoletos, el estudio también distorsiona la labor de los investigadores Timothy Biblarz y Judith Stacey para argumentar en contra los niños criados en hogares LGBT.

“Afirmaciones sobre el número de niños que son criados en hogares homosexuales y lésbicos son muy variadas y son a menudo sin fundamento. Según un estudio sobre paternidad homosexual en la revista American Sociological Review, los investigadores han dado cifras de origen incierto, que representa un amplio rango de … 6 hasta 14 millones los niños de padres gays o lesbianas en los Estados Unidos”

Según los autores del estudio, Judith Stacey y Timothy J. Biblarz, el aumento de las estimaciones se basan en “la clasificación como padre lesbigay [sic] a cualquiera que informe incluso la idea de que el sexo homoerótico es atractivo”. En cambio, los autores a favor de una cifra de alrededor de un millón, dicen que “se deriva de una estrecha … definición de un padre lesbigay como uno que se auto-identifica como tal”.

Sin embargo, FRC y Dailey convenientemente omiten mencionar que Stacey y Biblarz encontraron en su estudio:

“…que los padres y madres lesbianas y gays eran tan competentes como los padres heterosexuales. El artículo hizo notar algunas diferencias entre las familias con padres gays y lesbianas y los que tienen padres heterosexuales, pero se cuidó de destacar que estas eran diferencias, no deficiencias. Muchos de quienes se oponen a los derechos de los padres de gays y lesbianas se aprovecharon de estas diferencias, y las utilizaron para afirmar que los padres gays y lesbianas no eran tan eficaces como los padres heterosexuales.”

Además, durante una entrevista con la organización Soulforce, Stacey se quejó de la distorsión de su trabajo:

“Pruebas científicas-sociales fiables y significativas indican que los padres y madres gays y lesbianas son tan adecuados, eficaces y exitosos como los padres heterosexuales. La investigación también muestra que los hijos de parejas del mismo sexo son tan emocionalmente sanos y socialmente adaptados y por lo menos tan educacional y socialmente exitosos como los niños criados por padres heterosexuales. “

Más tarde, en la entrevista comentó: “No hay un solo científico social respetable realizando y publicando investigaciones en este campo al día de hoy que diga que los niños de padres gays y lesbianas sea dañino para ellos”. Explicó que la investigación encuentra algunas diferencias entre las familias con padres y madres gays y lesbianas y los que tienen padres heterosexuales, pero insistió en que son diferencias, no deficiencias. Por ejemplo, las hijas de madres lesbianas tienden a ser más orientada a lograr una carrera que otras hijas. Que los activistas anti-gays se hayan referido a estas diferencias como evidencia para apoyar sus esfuerzos para negar los derechos de asociación y la crianza de hijos a lesbianas y gays es para Stacey una seria interpretación errónea y abusos de nuestro trabajo.”

Para dar una idea exacta de lo mal que Dailey manipula la investigaciones creíbles en ese estudio, usaré una lista de ejemplos que muestran la así llamada promiscuidad de las relaciones LGBT en oposición a los matrimonios heterosexuales y las compararé una con otra.

Dailey afirma que las relaciones LGBT son más promiscuas que los matrimonios heterosexuales.

Una encuesta nacional representativa de 884 hombres y 1.288 mujeres publicado en el Journal of Sex Research en 1997.

Otro censo nacional de 1997 que aparecen en “La Organización social de la sexualidad: Prácticas sexuales en los Estados Unidos.”

Una encuesta telefónica realizada por la revista Parade de 1.049 adultos seleccionados para representar las características demográficas de los Estados Unidos que se publicó en 1994.

Todas las parejas que figuran en los ejemplos anteriores se habían casado.

Los siguientes son los ejemplos Dailey utilizados para parejas LGBT:

Un estudio neerlandés de parejas de hombres homosexuales en los Países Bajos en donde los datos fueron recopilados entre los años 1984-2000 (el matrimonio del mismo sexo fue legalizado en los Países Bajos en 2001)

Homosexualidad: Un estudio de la diversidad entre hombres y mujeres, un estudio de hombres gay en la ciudad de San Francisco en la década de 1970.

Un estudio de los perfiles sexuales de 2.583 mayores homosexuales publicado en el Journal of Sex Research publicado en 1997. El estudio incluyó a hombres homosexuales en otros países. Más de tres cuartas partes de los hombres nacieron en Australia o Nueva Zelanda (78,1%), un gran número de los hombres eran del Reino Unido u otros lugares de Europa (19,5%) y un pequeño porcentaje de los hombres encuestados eran de otros países (Asia, África, Oceanía, América del Norte, América Central o América del Sur, 2,3%). [Comparó parejas de USA con parejas de otros países]

Una encuesta realizada por la revista gay Genre. Dailey recibió los resultados de una página web con un sesgo anti-gay.

No creo que tenga que ofrecer ninguna prueba más de la idiotez absoluta detrás del trabajo de Dailey. Cualquier precio, ya sea de dos dólares o doscientos dólares, es demasiado alto a pagar por este pedazo de tonterías sesgadas disfrazada de trabajo creíble.

El hecho de que la FRC continúe vendiendo esto dice mucho acerca de la falta de integridad de la organización.

Anuncios

One response to “Respuesta a estudio de la Family Research Council.

  • fche626

    Bueno, pues esto demuestra una evz más la complejidad del debate. Al final no se trata de quien “tiene la razón” o no la tiene, sino de quién puede propagar cuál información. Por ello, el retroceso que desgraciadamente veo venir en derechos LGBT en Costa Rica en los próximos meses. Saludos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: